Ya está aquí la Semana Santa. El momento perfecto para ese primer descanso del año en tu segunda residencia. ¿por qué sufir en esos días la  incomodidad de un colchón viejo o un sofá vencido? Aprovecha la CAMPAÑA ESPECIAL DESCANSO EN TU SEGUNDA RESIDENCIA y llévate un equipamiento de descanso al mejor precio.

¿Qué tipo de sofá o colchón deberías elegir para el descanso en tu segunda residencia?

Has empezado el año derrochando energía, dándolo todo en el trabajo, con la familia y amigos. Te has puesto nuevos retos que no han sido fáciles de cumplir. Y por fín, llega el primer parón del año. 4 o 5 días donde te apetece relajarte, salir de la rutina semanal y descansar en ese pequeño tesoro que es tu segunda residencia de vacaciones. ¿Elegirías un colchón “baratucho” para tu descanso?, ¿tu objetivo no es descansar? No te lo pienses y  opta por un producto de calidad. La duración y la comodidad del producto durante la vida últil del colchón o del sofá te compensará la pequeña diferencia entre un producto de baja calidad y un verdadero producto para descansar.

Mi segunda residencia la utilizo para alquilarla. ¿Qué tipo de sofá o colchón debo escoger?

Quizás estas pensando que tus inquilinos no cuidarán ese sofá o colchón como lo harías tu.  Quizás tengas razón y por eso la inversión en un colchón para tu piso de alquiler no debe ser la misma que para tu propia casa. Pero piensa un momento. ¿Crees que tus inquilinos se llevarán la misma impresión de su estancia en tu casa si el sofá y el colchón son verdaderamente cómodos?, ¿tienes la mismas posibilidades de que repitan sus vacaciones de  descanso en tu casa de alquiler?

Y ahora dejanos contarte la mejor parte. Por muy poco dinero o incluso el mismo dinero de esas “superofertas” en las que te venden un producto básico sin apensas prestaciones en TÚMBATE sofás y colchones encontrarás equipamiento de descanso con mejores características y materiales que harán de tu colchón individual o de matrimonio de tu casa del alquiler un elemento que suma a la hora de alquilarlo.

No te lo pienses más.